Search in:

EL AMOR NO TIENE FRONTERAS

Amor sin Límites

Si pensamos en tiempo tal vez la decisión de estar juntos la tome un lunes hace 4 meses, o tal vez fue un 30 de noviembre desde toda una historia que solo tiene significado para ti y para mí, o tal vez la tome desde que estaba adolescente cuando ore por esa persona que Dios añadiría a mi camino como pareja, como compañero, amigo, novio.

Muchos son los que me han dicho que estoy loca, que mi juicio y mi razón quedaron perdidas en algún sitio del camino, es irónico y extraño porque cuando las personas ven que algo pasa diferente les cuesta trabajo asimilarlo, es fácilmente criticable y los ojos de las personas quedan expectantes al que pasara, funcionara o no, será de Dios o un simple capricho.

Sé que las voces se levantan, muchos son los que nos dicen porque no nos quedamos con aquellas personas que una vez estuvieron en nuestras vidas y hoy son parte del pasado, dicen la frase célebre de estas cometiendo un error, no debiste tomar esta decisión. Y yo pienso en que les hace sentirse capacitados para emitir un juicio, un criterio, o tan solo una opinión.

Cuantos de todos ellos sabrán lo que es ver el mundo a través de tus ojos, cuantos sabrán lo que significa abrazar, besar, andar con una persona a la cual la misma sociedad le tiene restringido el paso en tantos lugares, cuantos de todos comprenderán lo que se siente dejar ir a su ser amado solo a un lugar porque no tiene el acceso adecuado, cuantos sabrán lo que siente el corazón cuando no se puede estar juntos, cuantos de todos los que dicen es un error, no va funcionar, estás loco y loca, se han detenido a meditar en el camino de sus vidas lo que es ver el mundo a través de nuestros ojos.

Quien no me conoce no sabe lo que hay en mi corazón, quien no te conoce difícilmente comprenderá la razón por la cual me enamore, la razón por la cual un día como hoy dije Si quiero ser tu novia, Si quiero que seas mi novio, Si quiero amarte porque los obstáculos se hacen pequeños o tal vez más grandes pero contigo me siento segura, acompañada, retada, amada, y mi fe crece, aumenta.

Cuando veo para atrás y miro el apoyo de mis amigos, de la gente que nos ha conocido juntos, que ha estado a la par nuestra, sus palabras de ánimo, aliento, bendiciones, apoyo, doy gracias a Dios porque son palabras que como bálsamo vienen a mi corazón.

En medio de críticas, miradas, comentarios, juicios, hay siempre un momento en el que Dios te envía un mensajero con una palabra de motivación, sigo sin comprender porque las personas se creen con el derecho de hablar cuando nadie que no haya amado a una persona en esta condición puede comprender lo que se vive, lo que se siente, lo que se espera, ni aun lo que se sueña.

Discapacidad es un término tan amplio, tal vez hoy vemos a los que están ciegos, paralíticos, o en una silla ruedas como discapacitados, pero que hay de aquellos que emocionalmente poseen una discapacidad ante la vida, ante los demás y ellos mismos, quien habla de ellos, quien los señala, es más fácil criticar lo que se ve que lo que está escondido.

Ciertamente el amor no tiene fronteras, porque habría de tenerlas acaso no es mi corazón libre para elegir a quien amar y con quien compartir mi vida, quieren gobernar en nuestros sentimientos como si estuviera mal decir te amo, independientemente si puedes caminar, hablar o mirar, no somos acaso todos seres humanos, que yo sepa seres sexuados que fuimos creados para amar, sentir, no es ya lo suficientemente difícil enfrentar la sociedad, como para que la crítica social sea también un complemento de obstáculos que se interponen en nuestra vidas como gigantes que constantemente hay que derribar.

Si estoy loca, no lo se, tal vez si lo estoy, pero por vivir una vida junto a la tuya, que nuestro mundo, sea nuestro y nada más, probablemente el uso de la razón lo deje perdido por que entre más escucho que no se puede más quiero intentarlo, entre más personas se añaden a dar su veredicto final, a mí me inyectan más dosis de fe y esperanza, porque si hay oposición significa que si lo podemos lograr, que algo estamos haciendo bien puesto que los ojos están a nuestros alrededor.

Tal vez para muchos la pregunta sea si escogí bien o mal, mi respuesta es te escogí a ti, a quien amo, a quien escojo cada día, mañana y noche, la persona que Dios añadió a mi vida, tu que eres hermoso, comprende que tu llenas mi vida, que tienes dulces palabras que llegan a mi corazón, te escogí a ti ser humano, no una discapacidad, no una silla, no una circunstancia, escogí a mi persona, a ti príncipe.

Que nuestros retos son mayores, siii mucho mayores, que nuestras circunstancias son diferentes, si lo son, acaso no es mayor el que está con nosotros no hay un Dios que nos sostiene, quien habrá de comprender que si tu estas todo vale la pena, porque así es mi amor vale la pena, y hoy sigo diciendo Si, y Si, y Si.

 

Y por eso creo, vivo y defiendo que el AMOR NO TIENE FRONTERAS.

 

Por: Dilcia Acuña Murillo
Psicóloga General

 

Comparte esta nota con un amigo!